Quiénes somos

Bodegas Dehesavieja desde su inicio tiene como fin la elaboración de vinos de alta gama, de gran expresión y con toda la personalidad que los hacen diferentes. Dehesavieja fue en sus tiempos un gran encinar situado en la margen izquierda del río Alagón que la mano del hombre transformó en tierras de regadío, en el corazón de los cultivos de verano, regados las 24 horas al día se encuentra nuestro viñedo, con un micro clima especial muy adecuado para el cultivo de la vid y para la producción de uvas de calidad. Dehesavieja, este nombre tan sugerente y evocador para las personas de la ribera nos inspiró para perpetuado en los vinos que aquí se producen. Los vinos heredan el carácter de la tierra donde se sustentan las vides y del cielo, fuerza infinita que los alimenta, para producir caldos con color, aroma y sabor que nos transportan a la frescura del Río, nos inundan con aromas de menta y especias, de madera y fruta, aderezado con colores del vino, violetas, rojos cereza, en un cielo limpio y brillante.



EL VIÑEDO 
Los vinos de Bodegas Dehesavieja sólo se elaboran con uvas de nuestro viñedo, uvas de la variedad Tempranillo, cultivadas en una extensión de 5 ha. en dos parcelas con distinta orientación que nos permiten aportar el grado y controlar la acidez final en nuestros vinos. Estas características aportan equilibrio y personalidad.
La localización geográfica al norte de Cáceres, cerca del río Alagón y en el corazón del regadío le confieren un microclima particular, con una humedad relativa elevada y unas diferencias de temperatura marcadas entre la noche y el día, favorecen la maduración lenta y delicada de las uvas a la vez que se sintetizan los precursores del aroma y del color tan importantes en el vino.
Los tratamientos que se aplican a la viña son los estrictamente necesarios, practicamos un cultivo ecológico, no por imperativo legal, sino por principio, por respeto al ecosistema, al consumidor y a nosotros mismos.



   


  Conducción de la viña en espaldera, suelo de aluvión, pedregoso, muy apto para el cultivo dela vid por su poder regulador de temperaturas.            









Vista parcial del viñedo, rodeado de encinas 

centenarias, aumentan la biodiversidad del 

ecosistema y favorecen la polinización de las flores en primavera. 








Pámpanos de la vid, en un cielo limpio, fuente de fuerza infinita, origen de la energía necesaria para el crecimiento de las cepas.




Paisaje desde la viña, el pueblo de Galisteo, al fondo la Sierra de Gredos y el pico Almanzor en invierno








                   Las instalaciones

Viñedo, acero inoxidable y madera son los elementos fundamentales en la elaboración de nuestros vinos, y el tiempo. Cada proceso a su tiempo y el tiempo necesario para cada proceso, hasta obtener el resultado deseado.

Las uvas recién cogidas son transportadas hasta la bodega en cajas de plástico, se seleccionan, solo las uvas de primera calidad se utilizan para obtener los mejores vinos. La fermentación se realiza en depósitos de acero inoxidable y a temperatura controlada entre 25 y 27°C. para no perder los aromas primarios de la Tempranillo.

La crianza se realiza en barricas de roble francés y americano, barricas de roble nuevo, el tiempo mínimo de crianza son 9 meses, el mínimo para que nuestros vinos adquieran la personalidad que les caracteriza


Sala de barricas, roble francés y roble americano

Sala de fermentación y almacenamiento de vinos






No hay comentarios:

Publicar un comentario